Para PJS, su protección y seguridad son primordiales.

Con este fin, hemos desarrollado un riguroso proceso de selección de operadores antes de confiarles el transporte. Tomamos datos e información de diversas fuentes en tiempo real y aprovechamos nuestras relaciones de décadas con terceros para realizar auditorías de seguridad.

PJS es la única empresa de logística de Norteamérica cuyo propio personal vuela en cada uno de los programas de FAR-121. Además, ninguna otra empresa tiene personal dedicado a tiempo completo al producto y la seguridad. Este equipo, integrado por veteranos del sector, se encarga de garantizar que cada uno de los vuelos cuente con los más altos estándares de atención.

Solo contratamos aeronaves que cumplan con los más estrictos estándares de seguridad. El programa reglamentado de estándares de vuelo de cada proveedor de servicios aéreos se refuerza con nuestra propia verificación de cada aeronave y sus tripulantes. Antes de que usted aborde su vuelo, nosotros realizamos una exhaustiva inspección y entrevistas previas al vuelo para garantizar el máximo nivel de comodidad y seguridad.

Normas claras de seguridad

A diferencia de otras empresas que obligan a sus clientes a aceptar un nivel predeterminado en materia de normas de seguridad (o, lo que es peor, no tienen ninguna norma), nosotros le damos a nuestros clientes la libertad y flexibilidad de volar solo con operadores y equipamientos que cuenten con calificaciones específicas.

Por ejemplo, para muchos clientes resulta perfectamente adecuado volar con operadores que cuenten con calificación Oro de ARG/US. Sin embargo, otros clientes, según sus niveles de comodidad y sofisticación, exigen una calificación Platino de ARG/US, certificación de Wyvern Wingman u otros estándares de seguridad.

En PJS mantenemos perfiles de cuentas detallados de cada cliente y documentamos sus exigencias de seguridad para poder presentarle únicamente las opciones de vuelo más relevantes.